sábado, enero 20, 2007

Un poco de GERSWHIN nunca viene mal...he aquí dos versiones de una misma preciosa canción de la obra PORGY AND BESS, el melancólico "Summertime"...¿con qué versión os quedáis?





LAS "VANILLA MOOD" ...





o... "GAROU"... ? ( la foto de Doisneau, con esta música da incluso un poco más pena...vaya...)

17 comentarios:

LE MOSQUITO dijo...

¡Oh! Qué maravilla de ópera. Hoy ando corriendo, pero volveré para escuchar esta oferta que no disfruto hace tiempo.
Gracias.

India Ning dijo...

Difícil me lo has puesto. La primera me parece más alegre, y por motivos personales con ella me quedo, pero la segunda es magnífica por varios motivos, la orquesta, la voz del tipo, y lo tremendamente bueno que está.
Me pregunto si podemos disfrutar de ambas sin tener que elegir.
Sé buena, di que sí.
Besos!

pazzos dijo...

Gracias a Gerswhin la palabra "Rapsodia" no se ha perdido para siempre.

No he encontrado aún un japonés que me emocione. Escojo la cara B.

mandarina azul dijo...

Me quedo con la segunda, sin dudarlo. Me la llevo sin envolver.
Y ya de paso me llevo también puesta "Rhapsody in blue".
Gracias por el regalo, nancicomansi. :)

LOLA GRACIA dijo...

Muchas, muchas gracias por subirnos estos videos y esta maravillosa música. Adoro Gershwin. Todas sus canciones, todas sus obras. Un verdadero genio que murió muy joven pero cuya obra bastó para influir toda la música moderna y contemporánea.

laonza dijo...

a mi es que lo asíatico me va muchisimo, pero la segunda más completita... las dos!!!! ... me las guardo.. besos bella y gracias

El detective amaestrado dijo...

Estoy con Pazzos, aunque yo salvaría a Mishima...
La cuerda tira más, en mi caso. Soy capricornio, y llevo toda la vida con una al cuello

Falinda dijo...

Querida amiguita, adoro NY bajo todas las lentes.

nancicomansi dijo...

LE MOSQUITO: Maravillosa, si...

MIA: la primera es muy "pimpante", alegre y saltarina, como muy de "cóctel", péro también pelín superficial, y la segunda, pues eso, ya lo dices tú...

PAZZOS: Rapsodia suena a zingaras y violines melancólicos...y vale, los "jap" son tan eficaces como mecánicos, correctos pero poco emocionales...

MANDARINA: Todo Gerswhin es magnífico...

LOLA: un genio...

LAONZA: son "cucas" y graciosas las japonesitas, si...

DETECTIVE: ¿LOS capricornio estais de atar? ay...

FALINDA: Me hubiera gustado visitarlo en su época...

maite dijo...

hola reina!!! me quedo con tu segunda opción, de las infinitas versiones de este tema, si tienes oportunidad escucha la de Billie Holliday,

un beso

coco dijo...

Querida, esta canción es una de mis favoritas. Pero, sinceramente, estas dos interpretaciones me parecen patéticas. Pincha aquí y luego me cuentas:

http://www.youtube.com/watch?v=1yKgAEkCKxY

nancicomansi dijo...

MAITE: Hombre, tratándose de Billie...

COCO: Idem, tratándose de "ellos", pero era para variar un poco...lo que deciis es "pata negra" indiscutible, ya...

NoSurrender dijo...

Estoy con Maite, la mejor la de la señora Holliday.

Hay otra de la señora Joplin que también es maravillosa.

Las canciones buenas es lo que tienen :)

Gracias!

nomesploraria dijo...

La primera es sorprendente: Gerswhin interpretado por una orquesta de cuerda oriental a ritmo de bossa nova :-))) genial. De la segunda, el entorno lo estropea todo.
Mi favorita? Sin duda la versión de Miles Davis y Gil Evans de 1958.
Por cierto tus gustos musicales son realmente eclécticos, muy bien!

txe dijo...

a mi me gusta la jimmy hendriz y janis joplin, debe ser la cancion mas versioneada del mundo junto con la garota de ipanema

manuco dijo...

Uff, cómo me gusta Gerswin, particularmente la Rhapsody in blue. La conocí gracias a "Manhattan". Es ´muy difícil ver esa película sin quedar perdidamente enamorado/a de esa pieza musical y sin sentir curiosidad por el resto de la obra de su compositor. Recomiendo puntualmente la versión de Michell Camillo.
También hay un corto de animaciín muy bueno incluido en "Fantasía 2000"

Balcius dijo...

En la líne a de la primera (un aire latino) pero muchísimo más seria, la versión cantada por Ray Barreto, en que la entreteje con una canción cubana, escarbando en la raíz africana común de las canciones de trabajo de los campos de algodón de Virginia y de las plantaciones de caña en la Isla, un emocionante maridaje que vale la pena.

La mejor versión que he escuchado fue en directo, un concierto en Vitoria de Michael Brecker acompañado de Pat Metheny, Brian Blade y Christian McBride. En el bis salieron los dos solistas sin sección rítmica, la inusual pareja de saxo y guitarra acústica solamente. Y nos regalaron el Summertime más impresionante que recuerdo: el sonido, un lamento apenas sugerido al principio, muy blues pero casi olvidado entre nieblas, iba creciendo y creciendo, casi como si partiera del centro mismo de la garganta, donde se generan todas las penas, y estallaba una y otra vez desgarrado en miles de sensaciones, acordes imprevistos tocados con las entrañas, haciéndonos sentir a los que estábamos allí, a todos, que no volveríamos a escuchar Summertime sin echarnos a llorar, que no existía nada fuera de esa música.

Que no acabaría nunca.


PD: Si nunca os ha emocionado un japonés, habéis buscado poco. ¿Mecánicos? No, para nada. Intentaré demostrarlo algún día.