jueves, enero 11, 2007


THE TIME OF THINGS
Saturada de promociones, de opciones, de información, de experimentos sociológicos, de matices, de posibilidades, de mejoras (?), de derivados, de trastos especializados, de aparatos específicos, de utensilios del por si acaso, de variedades infinitas…excrecencias de un primer mundo agotándose aceleradamente para adquirir, vanidad azuzada, un sinfín de objetos consumibles, luego desechados... ya no sirve, ha salido algo más nuevo, más potente, más veloz, más eficaz…
Harta de bifidus, de L-casey inmunitas, de sabores tropicales, de sabores extrafuertes... hay que variar hasta el mareo, pero sin el tiempo suficiente para paladear, paradójicamente,…El reloj avanza frenético y no tiene piedad, se agotan rápidas los minutos, las horas…en caza y captura de lo MEJOR, olvidamos que hay un BUENO que ya sirve…e incluso complace, pero no lo comprobamos, hay que ir a por lo siguiente, nos espera, delante de nuestras narices, una jugosa zanahoria……
El gran Andréu Ricart, diseñador industrial de renombre mundial (fue el creador de los envases de perfumes Puig y de un famosísimo cenicero pop, circular, apilable y de plástico, de cuyo nombre, perdonad, ahora no me acuerdo…) en una entrevista, de hace bien poco, soltó una perla que no se me olvidará jamás, y que es para mí el paradigma de la sensatez frente al arrollador horterismo voraz que nos invade:-"En mi casa cuando entra un objeto, sale inmediatamente otro”-, o sea, que no acumula, al menos no desaforadamente; Racionaliza sus adquisiciones. Para mí, un valor supremo que enaltece a las personas (a muy pocas, eso es cierto, yo tampoco estoy en este excelso grupo) es la EXQUISITEZ. Ser exquisito en este sentido, consiste en elegir con tino y desechar lo superfluo, quedarse con lo bueno, lo conveniente, y quizás no andar tan locamente, tras un hipotético mejor. El alcance de esto último no tiene fin, es imparable, y en su viaje arrolla nuestro TIEMPO y SOSIEGO, unos bienes a los que personalmente, aspiro sobre todas las cosas que se puedan poseer materialmente.

22 comentarios:

aloren dijo...

querida nancicomansi: cuanta razón tienes en tus comentarios. Y lo peor es que eso que nos anuncian como mejor no es mejor que lo que tenemos. La gente se lanza a comprar sin saber, solo por la publicidad, solo por tener lo mismo que el vecino, solo por la vanidad de ostentar. Y nunca por si le sirve para algo lo que come, lo que compra, etc.
Yo tengo una máxima: nunca compro algo mientras funcione lo que tengo. Por mucho que traten de conquistarte con bifidus, con nombres parecidos que por cierto no significan nada, pienso: lo que tengo, ¿sirve para lo que yo quiero? Y la mayoría de las veces, la respuesta es si. Esto no quiere decir que no esté atento a las mejoras que se van produciendo en todos los órdenes de la vida. Simplemente pienso que muchas de esas mejoras, A MI no me sirven para nada. Ejemplo: tienes un coche que para lo que tu quieres utilizarlo sirve perfectamente. ¿para que quieres comprarte un bmw negro de 25 válvulas que puede correr a 350 kilometros por hora, si nunca vas a ir a esa velocidad y además no te gustan los coches negros y además no se para que sirven las válvulas y además la marca bmw me da bastante asco por el tipo de gente que tiene ese coche. Pues entonces, no me lo compro. Siempre recuerdo lo del aceite de oliva cuando los americanos quisieron vendernos el aceite de soja que les sobraba y empezaron a hacer campaña sobre el colesterol que producía el oliva. JA, JA, JA. Después vinieron las rectificaciones. Y así siempre.
No me dejo guiar por las modas, siempre me parecieron gilipollas y de borregos. Trato de ser yo mismo, de saber lo que quiero (no siempre lo consigo) y de tener las cosas que quiero y que ME SIRVEN.
Un beso muy fuerte

Anónimo dijo...

Yo soy influenciable. Me dejo llevar. Caigo en todas.
Ipod,Imac,bifidus,malboro,bmw,cocacola zero, levis, jilo-lencería, manolos, bimbo,mitsubishi,nintendo,leiberr,silestone, bang & olufsen, porcelanosa.

nancicomansi dijo...

ALOREN: Me pareces muy sensato. Yo por no tener, no tengo ni coche...

ANÓNIMO: Una filosofía de vida diferente...desde luego no la mía...

El detective amaestrado dijo...

Lo deseable frente a lo real. Ojalá pudiéramos librarnos de las influenciasw perniciosas, pero nos vamos convirtiendo en unos simples sufridores del Síndrome de Diógenes, ya sabes, acumulando basura en casa.
Lo cual no quita para que tu relexión sea perfectamente asumible.

laonza dijo...

.nunca he sido muy amante de las marcas por que me "encaramo" lo que me gusta y no tengo tantas cosas por que las pierdo ..es que ya lo mio es patológico... mis pertenencias son de quien las encuentre, mis interese cada vez más compartidos, puedo tener una cosa que no sirve tan sólo porque me haga sentir algo sólo con que esté allí..las cosas o me "chiflan" o no se viene conmigo. pero una cosa si te digo... mi diogenismo y como reza mi perfil es que mis bichitos sean cada vez más felices,, y todo lo que la felicidad implica... en esta casa se ha instaurado una cosa... se van a acumular superaciones para ser mejores personas así que se desecharán defectos... idílico si.. pero mejor morir en el intento...
uy entre coco, el detc, mia pazzos...etc me tienen más sensible!!!!
besos nanci y tengo una idea para llevar a cabo a ver que resulta... luego te la comento besos acumulados

Adulter dijo...

Un colega mío lo planteaba en estos términos: muy bien, cariño, ya sabemos que quieres ese vestido y ahora dime ¿qué no quieres?

Iba en esa línea. :)

Sintagma in Blue dijo...

Diógenes vive en mi casa y no se va ni a tiros.

India Ning dijo...

Sintagma me ha quitado las palabras; me cuesta deshacerme de las cosas, por muchas nuevas que entren por la puerta.
Aunque tengas toda la razón.
besos!

Lunarroja dijo...

Reconozco que es una gran suerte no ser caprichosa. Todo es mucho más fácil.

(Pedazo de ilustración la de hoy, nanci... Estás que te sales)

mandarina azul dijo...

Yo en este sentido no tengo remedio. Nada me parece superfluo en tu blog y todo me parece bueno en él. Qué poco exquisita soy.

Anónimo dijo...

Uff, ¡que aburrido! ¿te estás volviendo razonablemente lúcida? ¡Vuelve en tí, cielo!

Comte Zero dijo...

Por cierto, como el maldito Mr. Blogger no me deja firmar, me identificaré:
Comte Zero

nancicomansi dijo...

DETECTIVE: Yo también soy de mucho acumular, lo malo es que luego no se ni lo que tengo, por que también soy bastante desordenada...me fastidia un montón, la verdad, por que a veceds compro algo que ya tenia...

LAONZA: Si, yo lo seguiré intentando, pero también iré sucumbiendo alternativamente para darle emoción a la cosa...
por cierto, eso de tus "bichitos" me tiene intrigada...¿de que especie son?

ADULTER: Una vuelta de tuerca muy buena...si señor...

MIA: A mi también...hay cosas de las que debería desprenderme por simple cuestión de espacio física...pero otras por las que me dejaría "matar" antes que desacerme de ellas: por ejemplo, mi colección de "MARIE-CLAIRES" francesas desde que tengo 15 años...calculad...

LUNARROJA:Yo lo soy un montón, por acto reflejo, pero es que me gustan tantas cosas ( a veces cosas tgan "bobas" como cromos, muñequitos de "huevo kinder", lapices raros, libretas del "todo a cien"...) que tengo que "retenerme"...

MANDARINA: y azul...¿y esto no es ser exquisita? Bienvenida...creo que nos llevaremos bien...

nancicomansi dijo...

COMTE CERO: ¿LUCIDEZ? bonita palabra, si señor...

atenea crisoelefantina dijo...

Tu frase de la exquisitez enaltece a las personas me parece exageradamente exagerada: yo la dejaría en que el saber elegir favorece a las personas...

nancicomansi dijo...

ATENEA: Creo que ser "exquisito" en la forma es reflejo de serlo en el fondo...lo que llaman "elegancia espiritual", cursi, pero creo que bastante certero...

nancicomansi dijo...

ATENEA: ¡AH! ya me irás conociendo, yo soy muuuuyyy exagerada en mis manifestaciones...

Balcius dijo...

La cremosidad que se desliza en el espacio entre la lengua y el paladar y lubrica lento el altar del Verbo con su esencia de fresa como de chicle o dulce pero con cero calorías tibias y amorosas, cero lípidos pese a esa utuosidad sinuosa, esa sensualidad blanca de millones de bichitos vivos deslizándose entre las cuerdas vocales, haciendo cosquillas de frío suave, de caricia interior, la caricia más profunda, el mero cultivo de vida dentro de tí, dentro de tí.

Si es que la vida es un yogur.

pazzos dijo...

Balcius en realidad es el poeta de la mousse. ¡Qué bueno!

nancicomansi dijo...

BALCIUS: La próxima vez que me tome uno , intentaré afinar mis sentidos al máximo, a ver si de esta manera logro percibir la poesía que comentas...
besos.

PAZZOS: Pues mira, si, parece que esta cerca, entre nosotros, camuflado bajo el nombre de Balcius...si es que la vida te da unas sorpresas...
TAmbien besos, corassón..

aloren dijo...

y ¿para qué quieres un coche si nada más tienes que dejarte ir? El viento, el sol, la brisa de cada mañana... te llevarán donde tú quieras. y serás feliz
un beso

Raquel dijo...

Quedarse con lo que realmente cumple bien su función y nos satisface y no crearnos necesidades artificiales, ésa es una buen máxima.