jueves, septiembre 13, 2007

Interpretada por Dinah Washington es una de mis canciones preferidas...nadie la gana en sensualidad, incomparable en su tremenda y cálida melancolía, pero he encontrado esta joyita de Esther Ofarim, una nefertiti israelita que acierta al convertirla en una alegato personal más vibrante, un pelín más acelerado y con unos aires de tango muy curiosa.
En cualquier caso, y en cada versión, Deliciosa, la verdad...
DINAH:

ESTHER:

A quien le interese (me temo que no demasiado a muchos, la verdad...), voy a volver a contestar los comentarios, que lo hecho en falta ya...

16 comentarios:

carrascus dijo...

Todo un clásico Nanci, una canción que justo ahora está cumpliendo los 75 años.

En realidad va sobre amor homosexual. Su autor, Noel Coward, era gay y estaba "loco por un chico", pero se avergonzaba bastante de ello (ya sabes, aquellos tiempos de armarios cerrados...) y salimos ganando todos cuando volcó su frustración en esta canción.

nancicomansi dijo...

Si Carrascus, por cierto que en Youtube había la versión de Dinah con imágenes de la pelí "Brokeback mountain"...prometía al principio, quedaba "chachi", pero al poco las imagenes empezaron a ser reiterativas...

Mad Hatter dijo...

Por alusiones (es broma), lo digo por lo de "Mad", preciosa canción y muy lograda y original la versión de Esther ¡Qué ojos! Muy graciosa y simpática esta chica.
Es que me encantan todas las canciones que hablan sobre "mad", "fool" o "insane" como esta y como era de esperar en mi caso (je, je). Soy un poco previsible, sí, ya lo sé.

Brisuón Çafrén dijo...

¿Pero no contestaba como fruto a una madurada reflexión?

nancicomansi dijo...

MAD: Tu parte más siniestra se manifiesta...nooooo, que yo también hago broma, que la locura bien entendida es madre las creaciones artísticas más "despanpanantes"!!!


BRISUÓN: Si señor,pero esta no es automática, como puede ver...
más que madurada reflexión es un agradable rigor que me vuelvo a imponer por que no sé, llámame ingenua, me acerca un poco más a ustedes, lo he comprobado...
por cierto ¿le gustó mi cambio de look?

Madame Vaudeville dijo...

Qué buena, la canción. He estado curioseando por su mundo nancicomansiano y sí, me gusta. Prometo volver. Un baiser.

enciclopedista invisible dijo...

ejemplos claros de que la vida es puro teatro, que miradas, movimientos, buena interpretación, fuerza...

que sensualidad, sí, me gustó...

tu nuevo look es salvaje

Letra dijo...

Esas interpretaciones de antes! Hoy no se ven esas cosas!
Claro que estamos interesados en que nos respondas!

nancicomansi dijo...

MADAME VAUDEVILLE: Me encanta hacer nuevas amistades...me encaaaaanta...pero llámame de TÚ,por favor, que si no me haces mayor (brrrr...)...aunque yo a veces os llame de "usted" por variar y por la "risa"...

ENCICLOPEDISTA VIVIENTE: Esta Esther es la BOMBA, pizpireta y teatrera...muy graciosa, y además canta estupendamente...

LETRA: Es que a veces llegaba a pensar que para que, si no "volvíais" al blog...
Ya digo, así me siento más cercana, no se´...

coco dijo...

Querida, me vas a perdonar, pero como la foto de los piños, no hay ninguna.
De nada.

nancicomansi dijo...

¿piños? ¿Que piños? será la del yogurt...

MALEFICABOVARI dijo...

Me quedo con la versión de la original, tiene sensualidad, instrumentos interesantes, y sonido de otros mundos. Esta vez ganó la réplica.
Un beso, nancyguapa, vaya foto qeu te has puesto, sojodía, cada día vas mas mona....

nancicomansi dijo...

MALEFICA: Hay que ir variando...es uq e si no me aburro, corazón...

El futuro bloguero dijo...

Yo prefiero a dinah...

Raquel dijo...

Ayyyy, Nancicomansi, me ha sido imposible escuchar la segunda versión, youtube anda tonto. De todos modos, siempre disfrutaré escuchando a Dinah, y a Sassy y a.... Un saludo.

WODEHOUSE dijo...

No había reparado en esta entrada, qué grande Dina!!!. Qué temazo! gracias.
Me encanta que vuelvas a contestar los comentarios, a veces las contestaciones superan las entradas en sí. Me hace mucha ilusión que lo hagas aunque a veces es un esfurzo suplementario a mí me encanta tb. hacerlo. Un besazo.