martes, enero 27, 2009

OTRAS PRIORIDADES

Suena el teléfono. Empieza a desenroscarse una espiral de ligero mal humor, que ya les dije no lo puedo evitar; entonces imagínense que además se trata de una meliflua vendedora que les pregunta atentísima si tiene dos minutos (¿Y que tal tres, o cuatro?) y ya tenemos a la Nanci en pie de guerra.Pero no se asusten, que no soy para nada de las que cuelga el teléfono ipso-facto; verán, cualquier persona que intente hacer correctamente su trabajo y sea educada, y no me grite, aunque sea por teléfono, tiene todo mi respeto. Me sabe incluso mal , que me camaleóno por un segundo en ellas y me entra pánico. No me imagino sea plato del gusto de nadie dale-que-dale pegar la tabarra durante ocho horas seguidas y recibir como contestación y por norma, multitud de desplantes y malhumores. Ósea que atiendo, y acto seguido me regalan el oído con la consabida retahíla de ventajas que ofrece su producto. Bien, pues ANTEAYER decía HMmmmmm…y ellas, que saben traducir ese sonido incierto ya que están perfectamente adiestradas para penetrar en esa fisura, en esa recién abierta grieta en su coraza defensiva, y suelen estar segurísimas de que el problema es el dinero, proseguirán: -“demasiado caro le parece? ¿Y si le ofrezco pagarlo en X cuotas?"- Por favor, si ese no es el problema, ocurre que simplemente no queremos acceder a sus peticiones, y persiste infatigable con un-“¿Entonces?”no nos andemos por las ramas; le podemos soltar con la conciencia tan pancha y con la boca así de ancha: - “TENGO OTRAS PRIORIDADES”-…Eso es lo que digo AHORA.
Corto y cambio, ya verán.


Ante eso ¿Qué decir?
Les aseguro que funciona.

16 comentarios:

WODEHOUSE dijo...

Como tengo la voz muy finita, siempre me preguntan: "Está la señora?" Y yo como además no me veo de señora, ni me considero digo. "Pues no no está." A lo que responden:"Y cuando vuelve tu mamá?" Y yo ya me troncho y digo, pues no se...
Otras veces digo que soy la asistenta, lo cual es cierto porque aquí no limpia nadie más que yo.
y otras simplemente digo:"Si es para vendernos algo no nos interesa, pum."
Vaya trabajo, si lo ves desde el otro lado...

nancicomansi dijo...

JA,JA,JA...también es una manera...
Y te pasa igual que a mí con lo de señora, es tan patético que hasta me extraña (?) cuando dicen , por ejemplo en la consulta del médico "Prográmame a la señora..."- es que tengo la tentación de mirar a mi espalda, y es raro, por que son ya 44, pero creo mentalemte me quedé instalada en los 27, ya te digo.

El futuro bloguero dijo...

A mi me gusta tratar a estas empresas como me suelen tratar a mi cuando llamo yo para algo...

De entrada cuando me preguntan por mi les digo un momentito, ahora le paso y dejo 3 minutos el telefono sobre la mesa.

Luego cuando vuelvo a cogerlo digo que soy yo y en cuanto empiezan a soltarme su retahila, digo, le informo que esta llamada está siendo grabada, puede usted identificarse? y le pido nombre, dni, nif de la empresa...

Casi siempre cuelgan entonces...

Ñoco Le Bolo dijo...

Pues yo les digo, me pillan ahora en un mal momento, tengo todo invertido en fondos de alto riesgo y no es el momento de deshacer posiciones para comprar esa maravillosa enciclopedia. No obstante, en cuando se arregle el asunto, venga por aquí que compraré la editorial y le ofreceré un puesto de secretaria de dirección.

Eso
Besos
_____
_____

Mad Hatter dijo...

Pues yo soy de los que cuelgo ipsofacto, en cuanto noto que se trata de un vendedor: No se merecen gastar ni un solo segundo. En primer lugar, porque lo considero una invasión de mi intimidad, ya que yo no les he dado mi teléfono, y, en segundo lugar, si todo el mundo hiciese lo mismo, a buen seguro las empresas dejarían de utilizar esa táctica tan poco ética, reprochable y pesada.
Saludos, muy educados, adiós.
P.D.: La foto de Audrey, impagable ¡Qué guapísima es esta mujer!

calamarin dijo...

Tengo mucho respeto por las personas que hacen ese trabajo, pero son muy pesados... Tu estrategia no esta mal, pero hay quien insiste e insiste, entonces creo que lo mejor es la opción aportada por Mad Hatter.

eva al desnudo dijo...

Són pesados pero a veces me pongo en su lugar y me da no sé qué colgarles sin dejarles hablar.
Cómo soy de las que tiene "poca verguenza" pués una vez la vendedora acabó viniendo a mi negocio a comprarme a mí.
Y sí, tu estrategía está muy bien y además seguro que la entienden a la primera y se retiran.

La fotaza es de infarto pero ¿no es Audrey verdad?

Besos, Nanci

a-escena dijo...

Yo siempre digo lo mismo: "Perdone, pero ahora mismo no tengo tiempo, muchas gracias de todas formas...". A mi me va de perlas. Eso sí, intento decirlo de la manera más dulce que pueda, porque su trabajo me parece durísimo.

WODEHOUSE dijo...

Nanci, a mi me pasa lo mismo...me quedé en los veintitantos y hago cosas de veintitantos y visto como a los veintitantos y no me veo señora, con bolso, pieles, mechas, joyas...ufff. cda vez tengo menos que ver con las que tienen mi edad.

WODEHOUSE dijo...

Nanci, a mi me pasa lo mismo...me quedé en los veintitantos y hago cosas de veintitantos y visto como a los veintitantos y no me veo señora, con bolso, pieles, mechas, joyas...ufff. cda vez tengo menos que ver con las que tienen mi edad.

Me muero de risa con los comentarios del resto, no sé cuál es mejor, si Fut Blog pidiédoles el nif, el de debajo (ÑOco) con sus fondos de alto riesgo, o Hatter colgando a diestro y siniestro cada vez que suene su teléfono...
Lo que más me extraña es que siempre te pillan o: echando la siesta, o haciendo caca, o en la ducha...deben tener un detector marca ACME.

nancicomansi dijo...

EL FUTURO BLOGUERO: Temblad, temblad operadoras..;)

ÑOCO LE BOLO: Bueno...a eso se llama echarle imaginación al asunto...como mínimo las dejas turulatas!!

MAD HATTER: hombre, si todos al unisono hicieramos eso, ni dos dias duraban las empresas claro...
A mi las que más rabia me dan sonlas de telefonía porque luego resultan ser de lo más tramposas...
Y no, vamos, juraría que no es Audrey, auque comparte con ella el mismo "aire" sesentero de espesas pestañas postizas...

CALAMARÍN: Si hombre, si se ponen pesadas se cuelga y en paz...tampoco vamos a andarnos con chiquitas, ea!

EVA AL DESNUDO: UALA QUE LABIA!!! esto es muy fuerte, y esto si que es un DON de los grandes...creo que al "otro lado" hasta convencerías al severísimo MAD (je,je...seguro...)
YA te digo que creo que no, que no creo, vamos, juraría que no es ella...es que los hombres a veces, pobres, y más cuando están "omnibulados"...

A-ESCENA: Tu siq ue eres maja...
Y es que tambi´çen he dicho en la entrada eso, que debe ser un "palo" este trabajo, la verdad...elllas saben que son pesadas...

WODEHOUSE: Pues si, un poco raritas debemos ser, porque no vale lo de la generación de "la movida"...es lo que tu dices, el mundo está lleno de "cuarenteañeras" mechadas, con bolsos Tous y con un repertorio de "tics" que rozan la "sensatez" más pacata...
Pero bueno ¿Y quién quiere ser así?

SI, la verdad es que esta entrada ha dado para un muetrario de lo más variado, como un surtido de las "galletas Cuetara"...
A veces hasta depende de que hyumor te pillen , y lo de la siesta es de asesinato,vamos...

ALOMA69 dijo...

Apunto consejo, es para variar el repertorio.

Saludos!!!

ALOMA69 dijo...

Por cierto, me encanta la foto.

Más saludos!!!

atikus dijo...

Puff, yo depende aveces intento conversal...mala cosa porque tienen carrete para rato, lo mejor es decir que estoy encantado de pagar una pasta con telefónica, que me encanta gastar y gastar como una perra!!..jeje, eso me encanta (aunque odie para a los telefónicos)

besitos sin comunicar

xnem dijo...

Creo que no le comenté aquí, mi Mc andaba convaleciente y no me dejaba.

Mire es una buena solución y muy diplomática, un poco inglesa, así como de flema británica y responder serio y mirando al horizonte.

A mi me hace gracia cuando alguien llama a la puerta o suena el teléfono y preguntan "¿La señora de la casa? y contesto "Yo mismo", hacen cara rara o se quedan sin palabras.

BlackBetty dijo...

jajaja, es buena respuesta... me la apunto. Yo también trato de ser amable, pero a veces te lo ponen difícil con la insistencia.