miércoles, enero 23, 2008

EL TALENTO y LA DOLCE VITTA
Anthony Minghella toma la novela “A pleno sol” de Patricia Higsmith y convierte el trhiller en un apetecible glamourama con el colorista fondo de la dolce vita italiana, lo trufa con unas deslumbrante fotografía de plazas y monumentos, de polvorientas ruinas visitadas por americanos con cámara de fotos y chanclas, calles adoquinadas transitadas por señoritos con vespas y corbata estrechita, martinis al sol , pero sin olvidar enredarlo malsanamente todo con el desequilibrio emocional de su protagonista, Ripley, cuyo talento forma parte del titulo.
Este –un lleno de matices Matt damon-, y a pesar de su problema, sabrá utilizar una poderosa fascinación y ejercer todo su encanto para llevar un tipo de vida que, por origen, siempre le ha estado vedada pero que cree merecer; Con una falsa identidad, con la suplantación pura y dura de otro personaje, el real y materialmente privilegiado Dickie Greeleaf, que es el amigo que le acoge engañado y le muestra el paraiso de los ricos aquí en la tierra. este mismo frío talento, en cuanto entra en conflicto con su pulsión emocional, se convierte en el detonante que dará lugar a una ya irreparable destrucción de la gran mentira creada por el mismo.

A destacar, la escena en la que interpreta “my funny valentine” el mismísimo Matt, en un rapto de espontaneidad para grato asombro de propios y extraños.
Vean y escuchen, que no lo hace nada mal el chico:

10 comentarios:

Lula Fortune dijo...

Fantásticas las novelas de Ripley, es uno de los personajes que más me atraen en los relatos negros. La peli tampoco está mal, este Damon es un chico con posibles (interpretativos, quiero decir)y es de los que no va llamando la atención por ahí. Me gusta, es de los míos. Y la puesta en escena que comentas...una putada! A ver si no se te caen los piños de envidia de ver esos vestiditos, el cielo azul, las terrazas, el martini, sentarse "a mujeriegas" en la vespa...Ah! la dolce vita, quién la pillara.
Bicos al borde del mar.

coco dijo...

Romántica te veo, querida.

O'malley dijo...

no digo nada, silencio... shhhhht
o mejor, te la canto?, la susurro?

ptonets estimada Nanci C

la rata bastarda dijo...

la peli no está nada mal,sobre todo me llamó la atención el "talento" del personaje de Damon para mentir y conservar la compostura...yo no podria...me cazarian seguro...aunque viendo esa maravillosa dolce vita no se hasta que punto seria mentirosa compulsiva...:)

S (ese) dijo...

Me recuerda al anuncio aquel de Martini Que se reúnen una serie de amigos para ver la puesta de sol. Sabes cual?
Como mola.

WODEHOUSE dijo...

Lo que está claro es que en palabras de mi amigo Santi de "Prímital" :"A cantar se aprende independientemente de la voz"( Matt se defiende muy bien con su poquita voz. Los actores americanos están preparadisimos, saben cantar, bailar, etc...la prueba es esta que traes aquí. Resulta incluso fresco y delicioso el resultado. muy bien, nanci.

carrascus dijo...

No he visto la película. Si ví en su momento la antigua, la que protagonizó Alain Delon... y la verdad es que Damon se lo habrá tenido que currar para no desmerecer, porque de la interpretación de Alain Delon llegó a decir la propia Patricia Highsmith que era la encarnación más aproximada que ella misma tenía de su personaje...

nancicomansi dijo...

LULA: SI,si,si...toda la película (argumento aparte) es un espectacular despliegue de exquisitez y glamour...y los cuatro (JUde, Matt,Gwyneth y cate) bordan sus respectivos papeles...

COCO: Es que SOY, querido...SOY romántica hasta los tuétanos...

O'MALLEY: SI.....shhhhtttt.....
el mateix per tu, O'Malley...

LA RATA BASTARDA: ES que el chico se enreda de una manera...bufff...y para mantener todo ese tinglado hay que ser muy especial, la verdad...

S (ese): Si lo recuerdo, si...el dolce fare niente frente al mar...guau!!

WODEHOUSE: SI, aunque poquita voz la sabe utilizar...canta como susurrando, lo cual tambien tiene su "aquel"...

CARRASCUS: Pues yo al revés...y habrá críticas de todo, aunque lo más normal debe ser tachar de superficial la segunda versión en detrimento de la segunda...he leido, sin embargo, que en la película de Minghella el personaje de Matt tiene más matices, incluso se aprecia desde el principio su condición homosexual, cosa que dudo en la primera se muestre de alguna manera, y es una clave muy importante que condiciona de alguna manera su comportamiento...

ALOMA69 dijo...

Me gustó mucho esta película, menuda ambientación.

Un saludo!!!

xnem dijo...

Me encantan las novelas de Patricia y me encanta sobre todo ese personaje: Ripley; estafador, falsificador, imitador, extremadamente inteligente, y me han gustado TODAS las recreaciones cinematográficas de él, creo que no me falta ninguna que conozca por ver, desde el guapo Delon en su buena época pasando por el genial Dennis Hopper, hasta John Malkovich con ese estoicismo sublime.
Personalmente me quedo con la versión de Delon, pero en esta última el lugar escogido de la costa italiana y la recreación es genial, aunque encontré un gazapo; hay una escena en la que aparece un disco de Miles Davis en la habitación de Ripley; el “Tutu” de 1986.

La voz de Chet Baker no era una maravilla, pero tenía matices, era muy singular, Matt tampoco tiene, -mucha menos eso si- pero no es una mala imitación proviniendo de Mr. Ripley.
Detalle; HOT JAZZ VESUVIO” oh! Me toco!