sábado, julio 11, 2009










*VARÓN DANDY*

¿Anacrónicos? ¿Decadentes?

Depende de como se mire. Para mi son auténticos caballeros dotados de una personalidad endiabladamente sólida. Pasan de modas pasajeras y se afianzan a un estilo imperecedero que bebe de las fuentes -la mayoría de veces- de entreguerras; para ello llevan a su sastre particular fotos recortadas de revistas de esa época, por supuesto de modelos y trajes, para que se inspiren o directamente copien el patronaje, el corte, o descubran telas actualmente en desuso pero de algún modo recuperables … la opción de ropa de segunda mano, el vintage -siempre y cuando la conservación sea impecable- también es factible cuando la economía no acaba de ser boyante del todo; de todas maneras, teniendo en cuenta lo que dura un traje confeccionado a medida, a la larga resulta quizás más económica esa opción que ir modificando el vestuario a cada cambio de moda o tendencia...
Jamás los verán con zapatillas deportivas, a nos ser que estén en plenas olimpiadas, las suyas, que son un compendio de pruebas más simbólicas que plusmarquistas y que de alguna manera evalúan el grado de implicación en las facetas de su particular "savoir faire", y aún así seguramente serán modelos incontrables en cualquier cadena de tienda deportivas al uso; recrean cortes de pelo de galán de cine negro, muchos llevan cuidado bigote, son adictos al exquisito ritual de fumar en pipa, y desde luego acuden a ese barbero anciano, sin duda el último, que aún usa navaja y jabón hecho con miel de almendras…pulcros, educadísimos, prefieren una simple camisa blanca con pantalón de pinzas a un vulgar chándal y camiseta imperio para pasear informalmente…nunca jamás se atreverían a hacerlo como esa caterva infinita de horteras (turistas y no) que ahora lo hacen por nuestras ciudades, por Barcelona he visto ojiplática algunos mozos que confunden la arena playa con el asfalto de calles y avenidas y deslucen las mismas directamente en bañador y el torso al aire…
Contra eso luchan, y se aglutinan bajo la sombra protectora de su revista fetiche: THE CHAP. Sus páginas rezuman un gusto añejo y mucho sentido del humor, y miren, se me ocurrió pasar por el traductor automático un párrafo de su particular manifiesto y este es el jocoso pero revelador resultado:



-"El capítulo propone adoptar una postura en contra de esta cultura de la vulgaridad. Debemos demostrar a nuestros hijos que las cosas que no vale la pena luchar por las últimas plimsolls de plástico, pero si un par de brogues brillantes. Debemos destetar a sus alcopops y enseñarles cómo mezclar martinis. Deje que el joven no se avergüenza de su flaccidez paunches, que tratan de ocultar en su vestir de nylon - vamos a mostrarles cómo un traje a medida puede disfrazar la ruina de la mayoría de organismos. En otras palabras: una revolución del garbo. Vamos a desconcertar a las masas con costuras en nuestros pantalones que podrían cortar el papel..."-

Me gusta mucho lo de la revolución del garbo...

7 comentarios:

xnem dijo...

OLD CHAP Viejo amigo nos gritaba una guapo vaquero desde las vallas publicitarias a finales de los setentas. Supongo que fue la moda que arrasó a la de estos otros “chaps”.
Pues mire se entiende que las señoras de todas las edades aún les entusiasme un señor tipo David Niven antes que un Mikel Rourke con la misma edad. la elegancia es algo que se tiene o no se tiene, va mas allá de modas y presupuestos.

En este blog todo el mundo fuma! Aunque no enciendan los cigarrillos. ¿Usted fuma?

marguis dijo...

no se si me gustan... ¿debo ser rara?

Mad Hatter dijo...

Ja, ja! El estilo gentleman o dandy inglés, nunca pasa de moda, aunque me resultan un pelín estirados y elitistas ¿No? Si bien, los prefiero a los impresentables que van en bañador o en pantalón pirata y sin mangas o a pecho descubierto.
Un abrazo, después de sacar el pañuelo del bolsillo de la chaqueta y ponermelo en la mano para no manchar de sudor su vaporosa blusa, querida amiga.

atikus dijo...

Bueno para tener estilo, elegancia añeja o como se diga también hay que tener algo mas que una pipa o una camisa blanca, porque la cara de panfilo de el tipo de la tercera foto es para partirse de risa, por mucha gomina que se ponga jaja

Yo me ageito con brocha y cuchilla pero es que soy un tipo raro, no creo que sea por que soy elegante, porque si me pongo zapatillas de deporte, eso si nada de esas de colorines con cientos de camaras de aire, unas all star blancas.

En fin que cada uno se ponga como quiera, no soy quien para criticar...aunque lo haré, también me rio de mi mismo ;)

besitos

atikus dijo...

ageito nooo!!...afeito ;)

nomesploraria dijo...

Yo pensaba que el varón Dandy servía para hacer cubatas. Ya veo que no.

Fernando dijo...

¿Y este estilo gusta a las mujeres de hoy? Quién lo diría, leyendo prensa y blogs, o viendo la televisión?
Puedo asegurar, por experiencia, que al menos a finales del siglo XX no se comían un rosco.