lunes, junio 30, 2008

VIVE LA FÊTE



Tantas chicas de peluquería y una servidora no… que aquello era un cultivado jardín de mechas disparadas en rubio platino (que manía…), moños egocéntricos con tirabuzones escapando "a la romana", coliflores llenas de lazos y estrellas purpurina…sólo hubiera salvado a Tía Lidia de la quema ( se parece desesperadamente a Liza Minelli, siempre tuvo su mismo aire de trasgresora feroz y pizpireta a la vez) con una melena redonda encendida con todos los rojos del mundo _por fin cubrió sus canas…-y una muñeca quinceañera parecida a las que dibujo yo, preciosa y pecosa con su simple melena tan lisa como el charol, con flequillo extralargo y vistiendo un baby-doll en blanco y negro nada pretencioso, muy a lo Hardy… y es que en estas circunstancias abunda demasiado el can-can, la transparencia hipócrita y el floripondio tieso, los volantes y las curvas a punto de reventar en caderas y escotes; es como de de manual , inevitable y casi forzoso, se quiere resaltar en barroco y lujoso, y a mi me parece tan rancio y antiguo…
Así que por mi parte también opté por el blanco y negro, pero en algodón y con vestido un poco de ranchera mejicana pero enlutada y nocturna …hombros al aire y pelo suelto sin “chichis” (que dicen los franceses para referirse al adorno cursi, lo juro…), en negro el vestido y blanca la sandalia, fresquita y con taconazo (ahí si) cosa que no me impidió bailar como una posesa (Ahhhhh, amigos míos… es que el dj de salón osó poner Scisor sisters!!! Entre Shakiras y Villages peoples, se atrevió con ellos, que algo es algo…).

Y Perdonen mi descarado “ego” describiendo mi indumentaria sin aparente pudor y pasando olímpicamente por alto a la novia pero es que… como lo diría… mi prima lucía de novia como millones, prototípica, clásica y políticamente correcta, fina que dicen las damas idem; en fin, que ya saben que mi preferida es Bianca con su traje trasgresor transburgués, y casi enseñando un pecho junto a Mike…

Que decir de lo demás…lagrimitas caramelizadas de abuelas y mamás, camareros con guantes blancos y mala leche evidente, cóctel con degustación en “cucharillas” y “espumas” a modo de brebaje “modus Adrià”, tacones clavados en el césped para desespero de casi todas, la novia oprimida hasta el mareo por un corsé que la doblaba en dos, y eso si, un entorno exquisito digno de una agape griego: La torre dónde se celebró el evento estaba en pleno Maresme, enclavada en una montaña llena de olivos y pinos perfumados y perfumantes, desde donde se divisaba un mar de plata al ataredecer…sólo faltaban Zeus y unos cuantos sátiros tocándo la flauta y la lira.

Para finalizar, nomás que hacía tiempo que no bailaba tanto y tanta pachanga y que no dejé caer ni una lágrima,ea.

Y el sábado no tuve agujetas. Que triunfo...

12 comentarios:

ALOMA69 dijo...

Buenísima y detallada descripción, cierto, todos estos festejos son clónicos y la media de modelos verdaderamente acertados y con clase es como máximo de dos, dos honrosas excepciones que cómo no, la mitad ya la compones tú, no tengo la menor duda, tu blog es puro glamour y clase.

Este mes tengo una boda "informal" y me lo voy a tomar al pie de la letra: vaqueros negros, top negro, una gasa transparente (ahí me voy a permitir un toque "vampirella") y sandalias años cuarenta de charol negro, también quiero buscar un bolso grande negro de charol, quiero ser yo (con un punto heavy-chic, si es que esto puede ser), ir cómoda en vaqueros, mi prenda fetiche y dar un poco la nota ya que negro total para pleno día de julio es del todo incorrecto, pero yo le daré ese punto, ya vés, la modestia hoy no es lo mío, le he dado muchas vueltas al asunto y voy a pasar de vestiditos estampados veraniegos.

El sitio en el Maresme compensaba todo lo demás, seguro, qué chulo!

Perdona por la extensión del "comment". Un beso!

nancicomansi dijo...

Ay, niña! que perdón ni nada...
Estoy contigo...abajo el disfraz, ni que de boda sea...te mirarán de reojo de pura envidia, ya verás, no hay nada que chinche tanto que la capacidad ajena de ser uno mismo, que no saben o no pueden, eso es un lujo "mental", que mil joyas de familia no pueden con el aplomo, pasando de clichés, a mi me da que es inseguridad y pereza, que aburrimiento...
Te veo nucleo central de miradas, arrasando entre cuchicheos, y si, serás heavy-chic-rock-rebelde con causa, total,total, que el negro para eso es lo más, sin dudarlo...¿vistes a ALaska y a su marido en no se que boda de alta alcurnia? ¿adivinas de que color iban los dos?
Pues eso.
Un besazo.

Comte Zero dijo...

Y la tuna, ¿ya no hay bodas con la entrañable tuna? Es que se han perdido el gusto y el estilo. Hay que reivindicar "clavelitos".

Lunarroja dijo...

Pues ya podías habernos enseñado una foto del modelazo, reina!!!!!

;-)

Carmen dijo...

Qué aburrido casarse de blanco tópico... y qué aburrido ser una invitada más... claro, que esa no fuiste tú! ;)

Mad Hatter dijo...

¡Ja, ja, ja! Magistral descripción del bodorrio bailongo, Nanci. Por cierto, los franceses también llaman "chichis" a los churros, muy propio ¿Verdad?
Sí, Nanci, nos falta una foto tuya marcándote un tango con el modelazo y con un morenazo.

Blanca dijo...

Pues si, las bodas son todas bastante iguales, yo tengo ganas de ir a alguna diferente, original, pero en ese terreno nadie se atreve a arriesgar :-) Seguro que estabas genial con tu modelazo!
Un abrazo.

atikus dijo...

Vamos que estas en forma porque eso de no tener efectos secundarios al dia siguiente ... ta bien!!

y no hay videos ...ni fotos ??

mira que luego los blogeros somos malos imaginando ;)

eva al desnudo dijo...

Que fotaza Nanci, cómo me gustaria a mi colarme en tu album particular.

Ayer suprimí el post sobre Alvaro, que se fué sin avisar y para siempre, hoy le hemos dicho adiós.
Gracias querida.

Lula Fortune dijo...

Así me gusta, Nanci, taconazos hasta el final: Dignidad, siempre dignidad.
Yo también echo de menos una fotito del evento, aunque fuera de ese paisaje maravilloso y de Zeus.
Besos vicino al mare.

Raquel dijo...

No esperaba menos de ti, nena, el taconazo en estos eventos es imprescindible
Por cierto, yo quiero para mí unas piernas como las de la chica I'm evil.
Besote

eSadElBlOg dijo...

como me gusta ver que no soy la única "rancia" que no llora en las bodas y que no busca el atuendo en la caja de adornos de Navidad. Ja ja. Será por eso que me siento orgullosa de haber asisitido en calidad de soltera de oro (del que cago el moro claro) a unas 30 bodas de primos y amigos más omenos cercanos y no haber recibido ningún ramo de novia. (Lo importante es el record en si, no la conclusión).

Conclusión: no llevar pareja con bolsillos a las bodas solo es un problema por que es muy complicado guardar llaves, tabaco, maquillaje, dineritos y cámara de foto en el minibolso imprescindible, y por que te sacan a bailar todos los friquis borrachos que hayan en la boda.