miércoles, octubre 25, 2006


BAILANDO, ME PASO EL DÍA BAILANDO...



Bailando...


Cosquillas de natillas,
besitos de bombón,
cisnes con zapatillas,
gatitas con tacón.


PA-U-SA DE TI-ZA Y DE CAR-TÓN



Alirón que vengo,
alirón que voy,
mándame una nube,
mándame una flor,
píntame con besos
mis alas de gorrión...



BAILANDO...



Monitos y arañas
me comen las entrañas,
monitos y arañas
me comen el corazón,
alirón que vengo,
alirón que voy.



PA-U-SA DE TI-ZA Y DE CAR-TÓN



Alirón que vengo,
alirón que voy,
se ha muerto mi arco-iris,
se me ha muerto el sol,
alirón que pena,
piña con limón...



BAILANDO, ME PASO EL DÍA BAILANDO...


11 comentarios:

El detective amaestrado dijo...

Pe
ro
cuan
to
me-ha
gus
ta
do
es
te
rit
mi
llo
Parece una cantinela de las que cantábamos de pequeños (si era de las chicas para saltar a la comba, lo hacíamos en secreto, no ibamos a desprestigiarnos en público así como así...)

dopel-dobel dijo...

jejejejejeje.... yo lo he leído cantando... me encantan las canciones de la infancia o lo que simulan serlo.. lo mismo da...
saludos!! ;)

Leo Zelada Grajeda dijo...

Como canciòn no esta mal,como texto...

nancicomansi dijo...

Claro, Leo, con tu "currículum" seguro, seguro que tú lo haces muchísimo mejor...No me justifico pero a mí, a veces, me gusta no exigirme demasiado y tan sólo divertirme. no se bien por qué (ni lo quiero saber...) pero he disfrutado escribiendo esta "tonteria".

A mi detective:
me agrada que te haya "retrotaído" a tu infancia. Mientras lo he escrito he vuelto a tener seis años.

Gracias dopel-dobel: hoy estaba muy "naíf"...

Batiscafo dijo...

BIEN DICHO!
me "encantan" ciertos juicios de valor...
me parece tremendamente difícil la poesía cargada del concepto "ritmo"

a mi me gusta mucho esta poesía de mi primera infancia y de la cual me acabo de acordar:

La tijera de mamá.

Cuando me recorta el pelo
la tijera de mamá
va diciendo en su revuelo:
chiqui-chiqui-chiqui-cha....

Aletea,
viene y va
y a mi oído cuchichea:
chiqui-chiqui-chiqui-cha...

Cuando el pelo me recorta
la tijera de mamá
charla más de lo que corta:
chiqui-chiqui-chiqui-cha....

Germán Berdiales

txe dijo...

mmm, es un remix???

Lunarroja dijo...

Hoy nos conviertes a todos un poco en Gloria Fuertes y aquellos ritmillos que imponía a lo que nos contaba...

Por cierto, a veces la calidad está en lo que nos hacen sentir las cosas.
Y este post, nos llega.

nancicomansi dijo...

Batiscafo: que chulada de cancioncilla...ojalá mi madre me la hubiera cantado cuando me "tironeaba" del pelo con fuerza para hacerme moños...seguro que no habría llorado tanto...

Txe: pues si que es poco "remix", si. Es que cuando vi la foto, lo primero que se me vino a la cabeza ( aunque parece que bailen sevillanas...) fué la canción de Alaska. Después, todo lo demás...

Lunarroja: Es verdad, Gloria Fuertes...ella si que era poeta...

Sofia dijo...

Que melancolia de aquellos dias, y porque no convertirnos y divertirnos y comportarnos como niños de vez en diario, que nos tachen de inmaduros ¡¡¡Que importa¡¡ ¡¡¡los hombres apasionados piensan poco en lo que piensan los demas; esta condicion se pone por encima de la vanidad¡¡¡¡

nancicomansi dijo...

Di que sí, Sofia. Todos tendríamos, de vez en cuando,sacar a "pasear" los niños que llevamos dentro ( ¡uy! me ha quedado un poco cursi y de manual de psicología barato...)

Raquel dijo...

O al menos recobrar de vez en cuando la espontaneidad de la infancia, :)