martes, septiembre 19, 2006

CHICA-DRAGÓN
Soy un dragón. O mejor, soy un remoto dinosaurio disfrazado impecablemente de chica. Ahí van unos cuantos ejemplos de tamaña perfección emuladora: los ojos (conveniente y turbadoramente maquillados) son de una bellisima y rasgada oscuridad y solo se ven empañados por una ligera miopía que me da aspecto de hada tonta; la boca, frutal y acogedora se frunce, sin embargo, al mínimo fallo ajeno o propio, barómetro como es de la toma de compostura adecuada; tintineo con infinita gracia oriental mis doce pulseras de plata y marfil; poseo la elegancia espiritual de las personas que sienten mucho y muestran poco; fumo despacio, muy despacio, y asiento casi siempre, pero sobre todo suspiro. Suspiro mucho, con clase claro, como si estuviera cansada de esperar a que de una vez por todas, subieran el telón. Todo esto y poco más jamás falla. Les convence totalmente, o casí, de que soy una damita bella y boba. Menos cuando pido por favor dejen de pisar mi cola. Mi larga, verde y reptiliana cola que no acierto muy bien a disimular.
Texto: Febrero 1987. Dibujo: Julio 2005.

2 comentarios:

A dijo...

Cap comentari! Es un dels millors textos que he llegit teus!!!! Ahhhh com m' agradat!!!!!!
Drag-dragonet-sargantana
I ja té 20 anys!!!!!!!
Espera que m' el torno a llegir.
ptons de llangardaix a la meva sargantana bonica

Raquel dijo...

XDDDD menos mal que no eres Diana, la Chica-lagarta, jajaja.
Un beso, guapetona.