jueves, febrero 05, 2009




S A T I N E L L E SCINTILLANT-HALSTON

A parte de participar activamente en las locuras “disco” del STUDIO 54 y pertenecer a esa tribu que cerraba el local entre confetis, champán y go-go's,todo derramado por los suelos, HALSTON marcó a fuego la moda de los setenta con la increíble pureza de sus vestidos; se atrevió a proponer una simplicidad casi esquemática, sin ningún adorno, prendas poseedoras de una fluidez casi acuática, con colores abiertos al sol, saturadísimos e impertinentes (naranjas radiantes, amarillos asiáticos, azules picantes…) aunque también sabía incluir la paleta sosegada de los crema, hueso, marfil y negro; sus vestidos y pantalones con caída “libre”, ondeaban vaporosos a poco que los pasearan -con mucho garbo- eso si, las modelos de turno. De esa simplicidad, aunque más estática y seria, bebieron sin duda Calvin Klein y Donna Karan (que lo reconoce abiertamente) y otros muchos sin tanto peso específico.




Halston era de una guapura aristocrática -como sabía lo que le favorecía el cuello alto negro, usaba y abusaba de esta ventaja…), fué el rey del Hig class neoyorkino, y era poseedor de un encanto liviano y elegante capaz de imantar a las famosas más transgresoras y guapas del nueva york de nocturnidad canalla (Lizza minelli, Marisa Berenson, Angelica Huston y su preferida, Bianca Jaguer, entre otras). Para muestra, las fotos.




Era gay, y la envidia secreta de Warhol…a codazos debían sentarse en los mullidos sofás revestidos de dachas, a ver quién acaparaba más la atención entre malabarismos de copas y besuqueos casi circenses…-"Aquí la señora soy yo"- se rumorea que le espetó a warhol una noche, agotada ya su paciencia…


Como me encanta su estilo y me fascina su personalidad, celebro enormemente se le saque del armario del olvido, vuelva a proponerse una vuelta a sus sugerencias estilísticas (hay casa Halston para rato, se presentan nuevas colecciones y a la quinta va la vencida) y hasta se prepare una película sobre su vida, en la que puede le encarne nada menos que Judd Law.
Que no se, no se...Hmmm...


A todo esto, Halston murió en 1990 de un cáncer pulmonar relacionado con el sida que padecía.

13 comentarios:

a-escena dijo...

Ay...cómo me gustaría vivir a veces una vida así, tan intensa, aparentemente frívola, pero la mayor parte de las veces tan divertida y creativa.

calamarin dijo...

Pues yo a Judd Law, como que no lo veo en el papel...

nancicomansi dijo...

A-ESCENA:Tuvo que ser una época flipante...;)

CALAMARÍN: ¿A que no? como que le falta unos cuantos "hervores"...

hombredebarro dijo...

Un tipo elegante. Qué envidia.

atikus dijo...

Desde luego que de glamour y ajetreo!!una vida interesante, no como mortales como yo jiji!!

en fin cada uno tiene su puntito ¿no?

besitos humildes ;)

WODEHOUSE dijo...

Se necesitaría alguien de más edad para ese papel, alguien más "vivido".
Muy bueno el post.

ALOMA69 dijo...

Una conocida me mostró un libro sobre este diseñador que desconocía, me sorprendió la modernidad, la atemporalidad de sus creaciones.

Tremenda época la de Studio 54 y maravillosa como siempre, BIANCA JAGGER, luciendo lo último de manera ejemplar.

Besos!

xnem dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
xnem dijo...

Seguro que Law lo borda no se preocupe, yo después de verlo hacer de robot sexual y cambiarse de look en un plis plas me lo creo todo de él.

Me hizo gracia lo del cuello alto, cuello cisne le llamaban por aquí, ya sabe que eso es un viejo truco, no solo esconde la papada sino también las marcas de la edad en esa parte del cuerpo donde la piel es tan delicada, o sino que se lo digan a Karl Lagerfeld o a Mortadelo, por ejemplo Carmen Sevilla lo remediaba de una manera mas contundente, un poco de cinta americana en la parte de atrás y asunto concluido.

xnem dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carrascus dijo...

¿Conoces la canción de Dylan que se llama "Leopard-skin pill-box hat"?

Esa canción (por cierto, con la que abrió su concierto de Jerez cuando le ví hace poco) hablaba de Edie Sedwick, una de las musas de Warhol, y su título hace alusión a los sombreritos que ella solía ponerse desde que se los vió a Jackie Kennedy. Son esos sombreros redondos pequeñitos, como un pastillero (pill-box)... ¿sabes los que digo, no?

Pues Halston fue el diseñador de esos sombreros. Los hizo precisamente para Jackie, que fue quien los puso de moda.

xnem dijo...

Señor carascus atento como siempre. Me saco el sombrero.

Sintagma in Blue dijo...

Joooo, yo quiero ser pija!