jueves, agosto 16, 2007

FIRE

No es estupendo, pero se acabó.

Ahora sólo se me ocurre apretar la mandíbula con toda esa fuerza que borbotea del horror de mi acto; La naturaleza de las cosas y su ritmo es un tam-tam lejano y africano con destellos de corazón primitivo; Se que la realidad se ha roto en mil posibilidades y que una sola se ha cumplido: la del certero disparo y su eco de trueno. Se también que con ello he creado un raro monumento al desatino, también lo sé.

Y Una única bala bastó para quebrar el círculo.


Me llamo Edith y la pólvora es mi rocío.

14 comentarios:

atikus dijo...

No habrás liquidado a tu jefe no??

nancicomansi dijo...

Ja, ja, ja...si lo tuviera, quizás...
Un besazo de bienvenida!!!

el nombre... dijo...

a veces, el rocío de la pólvora es una refrescante caricia que nos abre a un mundo distinto.
el de deshacerse de algo que necesitó tanta violencia para que desaparezca de nosotros...

digo: en algunas ocasiones, la única respuesta posible es el puño cerrado (lo dijo Nietzche, no yo)


un beso

Lokita dijo...

La llamada de la naturaleza, tú di que sí (Por si a caso, no te llevaré la contraria).
¿Queda alguna en la recámara?
Por si tengo que pedírtela :)
Besitos

Tamaruca dijo...

En estos momentos, este relato parece escrito para mí... Un disparo certero y...
Se acabó.

Me encantó... Ya echaba de menos tus palabras y tus imágenes :)

a-escena dijo...

Yo prefiero una buena ostia!!!Aunque reconozco que lo de las pistolas queda más vistoso. :)

carrascus dijo...

Eres la Diosa del Fuego del Infierno... y nos traes Fuego...

Fuego... para destruir todo lo que hemos hecho... Fuego... para acabar con todo en lo que nos hemos convertido...

Te llamas Edith... y prendes el Fuego con tu rocío...

Los pasos que no doy dijo...

Edith... ¿Bond?, ¿de los Bond de Jamestown?

;)

Lokita dijo...

¿Te han detenido?
:)

Sintagma in Blue dijo...

Bang, bang!!!

brisuón çafrén dijo...

Si estás buscando el tocador de damas, no busques más: soy yo.

WODEHOUSE dijo...

Ya ves, no te has perdido nada.Te he echado de menos mucho, pues te fuiste justo cuando llegué yo...es decir, casi 2 meses sin vernos. Un beso.

cacho de pan dijo...

la imagen es magnífica...el crimen como una de las bellas artes...
wilkomen

El futuro bloguero dijo...

Me llamo Edith y la pólvora es mi rocío...

Me dejas alucinado. Impresionante..